Parnaso 2.0 Logo
Jesús Soria, profesor y poeta

Jesús Soria

poemas

 

Recuerdos

 

 
Son como el tiempo un fugaz sonido amargo
que recorre océanos de sensaciones.
La noche es tan solo una trampa que niega
ante tus ojos la apasionada memoria de una
existencia atrapada en la luz.

Pero las horas nunca dicen la verdad.
Son como
los falsos mensajeros de la muerte.
Su voz es como el rugido del dolor. Su mensaje fue el canto de
un trovador, ahora sin voz.
Es el grito mudo de una multitud
revolucionaria atrapada en el silencio de París.

(Publicado en Noreste, Zaragoza,  Editorial Eclipsados 2004, pág 76).

 

Génesis

 

El nacimiento de la luz
recorrió universos de formas
inventadas.

Su viaje olvidó la verdad
del final, el misterio blanco
del camino del tiempo.

Su memoria desterrada
explora el retorno hacia
la tierra perdida del sol,
el fuego inicial de la vida. 

(Escuín y Pérez Lasheras, 2006: 68). 
Poema presente en Ocultación transitoria, Rolde, Zaragoza, 2006.

 

Versos de lluvia

 


Palabras de lluvia,
un desierto de imágenes,
gotas de silencio sobre
las ramas de tus brazos.

Nubes entre palabras 
cortadas por el rayo
de los nombres,
tormenta de silencio
en el crepúsculo
de un verso.

Sombras de una palabra
sobre la tierra
de la luz, filo de los 
sonidos en la llamada
de la nada.

Nombre de un sueño 
en el nacimiento de
los signos, cuerpo
de fuego sobre
el límite de la página. 

(Poema de Eclipse nº 9 2007, página 66).

 

Las puertas

 

                                              “Abre las puertas de la noche
                                                 diabólico ángel del deseo”
                                                               Jim Morrison


Poesía de sangre en
la escritura de una canción,
palabras de realidad irreal,
abre las puertas del fuego.

Extraños días de dolor,
sexo y alcohol conduciendo
la luz de la luna al olvido.

París, distancia oscura
para los sueños, destrucción
en el teatro de la vida.

Todo desentendido,
cuando You´ re strange,
no estarás ya esperando al sol,
se desangra la noche
en su adicción por la vida.

(Poema perteneciente a The end,  editorial Aqua 2008 pág 37).

 

Un perro andaluz

 


                                       “Es peligroso asomarse al interior.”
                                                                Luis Buñuel

Ojo rasgado por
la cuchilla del deseo,
una nube cortada por
la luz de tu cuerpo,
desnudo de sombras
en el color
de la libertad.

Sangre ante
la antigua mirada,
estamos ciegos
de deseo,
necesitamos ver
las formas
de otra realidad. 

(Soria, 2008: 17). Poema presente en The end, Aqua, Zaragoza, 2008.

 

Cinema paradiso

 

                                            “La vida, Totó, no es como en las 
                                          películas, es más dura, más difícil.
                                                                                                  Alfredo

Deseos censurados
en los fotogramas
de la vida.


Tiempo de libertad
entre las sombras
de la sala.

Proyecciones de realidad
en las imágenes
de la película. 

(Soria, 2008: 31). Poema presente en The end, Aqua, Zaragoza, 2008.

 

Mirador X: Clases privadas

 

Tu piel X calor de tus piernas
+ Tu lengua en la mía= placeres
de olvido.

2 cuerpos desnudos + el espejo
de tu risa X caricia
de abismo= escena de ruidos.

2 cuerpos en diálogo + palabras
Mojadas= lluvia de fuego.

Yo misionero de tu espalda +
Tú prisionera de mi velocidad= gritos
de éxtasis.

Tu explosión de belleza + (éxtasis en
tu cuerpo)² = clasex de sexo. (Soria, 2008: 53). 


Poema presente en The end, Aqua, Zaragoza, 2008.

 

Bird     (Charlie Parker)

 


Cantas desde el silencio,
sobrevuelas el tiempo,
los pentagramas de la nada,
emigras hacia el no-yo.

Ave de rupturas,
navegas a contraforma
las notas de lo real,
reescribiendo desde 
el ruido de lo negado.

Pájaro de fuego,
planeas sobre la lluvia de los deseos
traspasando el blanco de lo escrito,
regresando al borrador del olvido.

Desapareces como creador,
eres el hielo de la razón,
se derrite tu identidad
entre licores de sonidos.

Borrachera en lo absoluto
negando los límites del ego,
carne en el tiempo
congelada de distancias,	
cocinada en el infinito
con el sabor de lo imposible.

Destruirás el banquete
de las melodías permitidas
siendo alimento de abismos.
Abandono del yo.

Mueres en la música,
deshabitas lo real,
eres el pájaro que desapareció,
que se convirtió en su canción…


(Comín, 2015: 132.) Poema presente en En clave de fa mayor , 
Gabinete de ediciones artísticas, Zaragoza, 2015.
Logos Parnaso 2.0